/clinical/,/clinical/pted/,/clinical/pted/hffy/,/clinical/pted/hffy/spanish/,

/clinical/pted/hffy/spanish/7815.hffy

20160248

page

100

UWHC,UWMF,

Clinical Hub,Patient Education,Health and Nutrition Facts For You,Spanish

Sick Day Guidelines for Children with Type 1 Diabetes-Spanish (7815)

Sick Day Guidelines for Children with Type 1 Diabetes-Spanish (7815) - Clinical Hub, Patient Education, Health and Nutrition Facts For You, Spanish

7815



Pautas de Días de Enfermedad para Niños con Diabetes Tipo 1

Nombre y número de teléfono del proveedor de atención médica_______________________

Cualquier tipo de enfermedad, principalmente la náusea, el vómito, la diarrea o una infección con
fiebre, puede elevar el nivel de azúcar en sangre de su hijo. La mayoría de las personas piensa
que el nivel de azúcar va estar bajo debido a que el niño no puede comer ni beber. Pero la
enfermedad constituye un estrés que puede aumentar la necesidad del cuerpo por obtener energía.
Durante una enfermedad, se producen hormonas de estrés en el cuerpo, lo cual aumenta el azúcar
en la sangre. Como resultado, el nivel de azúcar en la sangre está normalmente más elevado
cuando su hijo está enfermo, incluso si no está comiendo. También puede haber momentos en
los que el nivel de azúcar esté bajo.

Síntomas de nivel alto de azúcar en la sangre
Síntoma Causa
Aumento de la micción (producción de orina) Esta es la manera en la que el cuerpo se
deshace del exceso de azúcar.
Aumento de la sed Esto se debe a que el cuerpo necesita fluidos.
Fatiga/Cansancio El cuerpo no está recibiendo suficiente insulina
para convertir el azúcar en energía.
Deshidratación Se pierde el exceso de fluido en un intento por
deshacerse del azúcar. Esto aumentará si tiene
vómito o diarrea.

Si los niveles de azúcar están fuera de control durante una enfermedad y su hijo no recibe
suficiente insulina, puede producirse cetoacidosis. Su hijo puede tener cetonas en la orina
incluso si el nivel de azúcar en sangre es normal. Usted podría ser capaz de prevenir la
cetoacidosis siguiendo pautas especiales cuando su hijo esté enfermo y no pueda consumir sus
comidas regulares.

Cuándo debe llamar a su proveedor médico

Cuando su hijo se enferme, llame a su doctor inmediatamente al (608) 263-6420. Pida hablar
con el doctor de Diabetes Pediatría que está de guardia. Dele al operador su nombre y número de
teléfono con el código de área. El doctor le devolverá la llamada. O vaya a la sala de emergencia
más cercana.









Cuando llame, tenga lista la siguiente información. Puede serle útil tener un registro por escrito
para recordarla.

▪ Cuánto tiempo lleva enfermo su hijo.
▪ Niveles recientes de azúcar en sangre.
▪ Niveles recientes de cetonas en orina.
▪ Cuántas veces ha vomitado en las últimas horas.
▪ Cantidad de líquido o comida que ha consumido durante la enfermedad.
▪ Temperatura (tómele la temperatura a su hijo).
▪ Cantidad de insulina administrada y su dosis regular de insulina.


Pautas para los Días de Enfermedad

Revisiones en casa

1. Revise su nivel de azúcar en sangre cada 2-4 horas.
2. Revise su nivel de cetonas en orina cada vez que orine, o al menos cada 4 horas, incluso si su
nivel de azúcar es normal. Es mejor que mantenga en casa un suministro de Ketostix® en
caso de que necesite comprobar la presencia de cetonas en orina. Si la presencia de cetonas
es de moderada a grande, su hijo necesitará recibir insulina extra.

Insulina

1. Nunca se olvide de administrarle la insulina a su hijo. Siga dándole su dosis regular de
Lantus® o Levemir®. Si su hijo usa insulina NPH, no se la dé. El doctor de diabetes que
esté de guardia le ayudará a crear un plan de escala móvil (insulina de corrección).

Si su hijo tiene síntomas de cetoacidosis (acuda a la última página para ver los detalles) y está
enfermo, es posible que su doctor o enfermera le aconseje que le lleve a la sala de emergencia del
hospital más cercano para que sea revisado. No retrase el tratamiento. La cetoacidosis requiere
tratamiento inmediato. Esta enfermedad puede poner en peligro su vida.


Pautas de Nutrición

1. Para prevenir la deshidratación, su hijo necesita seguir bebiendo agua y otros líquidos. Si su
hijo también está vomitando y tiene diarrea, su cuerpo está perdiendo electrolitos
fundamentales, tales como potasio y sodio. Estas pérdidas deben ser reemplazadas. Intente
que su hijo beba pequeñas cantidades de líquido cada 10 – 15 minutos (8 onzas cada hora).
Los caldos, las sopas, los jugos, y las bebidas deportivas constituyen buenas fuentes de sodio
y potasio.






2. Si su hijo no puede consumir alimentos regulares, usted debe intentar reemplazar los
carbohidratos del plan regular de comidas con alimentos azucarados o alimentos blandos
que su hijo pueda tolerar. Estos incluyen: soda regular (no de dieta), gelatina (Jell-O®),
pudin, jugos, paletas de hielo (Popsicles®), sorbetes, bebidas deportivas, etc. Las sodas tibias
y sin gas son más fáciles de beber que las frías con gas. Debe agitar la soda para liberar las
burbujas. Estos alimentos deben tener azúcar/carbohidratos (independientemente de cuál
sea el nivel de azúcar en sangre) para prevenir la descomposición de grasa en cetonas, lo cual
produce cetoacidosis. Su hijo debería intentar comer o beber estos alimentos con frecuencia.


Cetoacidosis

La cetoacidosis es una enfermedad que puede poner en peligro su vida y se produce cuando
no hay suficiente insulina en el cuerpo. Puede desarrollarse en unas pocas horas tras el
comienzo de una enfermedad. Cuando el cuerpo no tiene suficiente insulina, quema grasa para
obtener energía. Las cetonas son un ácido que proviene de la descomposición de la grasa. Si se
acumulan altos niveles de centonas en la sangre, se desarrollará una enfermedad conocida como
cetoacidosis. Esto puede producirse incluso si el nivel de azúcar en sangre es normal o bajo.

Causas
▪ Inyecciones de insulina no administradas.
▪ Cualquier enfermedad, infección, o cirugía.
▪ Estrés físico o emocional.
▪ Algunos medicamentos pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre.

Síntomas
▪ Náusea o vómito.
▪ Dolor abdominal.
▪ Problemas para respirar – respira rápidamente y con dificultad.
▪ Aliento con olor a fruta.
▪ Deshidratación severa.
▪ Dolor de cabeza.
▪ Apatía/letargo, mucho cansancio, dificultad para despertar.

Si no recibe tratamiento, su hijo podría entrar en coma.

Nota: Los síntomas de la cetoacidosis pueden imitar los de la gastroenteritis.


The English version of this Health Facts for You is #5647

Su equipo de cuidados médicos puede haberle dado esta información como parte de su atención médica. Si es así,
por favor úsela y llame si tiene alguna pregunta. Si usted no recibió esta información como parte de su atención
médica, por favor hable con su doctor. Esto no es un consejo médico. Esto no debe usarse para el diagnóstico o el
tratamiento de ninguna condición médica. Debido a que cada persona tiene necesidades médicas distintas, usted
debería hablar con su doctor u otros miembros de su equipo de cuidados médicos cuando use esta información. Si
tiene una emergencia, por favor llame al 911. Copyright ©5/2015. La Autoridad del Hospital y las Clínicas de la
Universidad de Wisconsin. Todos los derechos reservados. Producido por el Departamento de Enfermería.
Traducido del inglés por Beatriz Fernández-Jordá. HF#7815









Sick Day Guidelines for Children with Type 1 Diabetes

Health Care Provider’s Name and Telephone Number ____________________________

Any type of illness mainly nausea, vomiting, and diarrhea or an infection with a fever can cause your
child’s blood sugar to go higher. Most people think that the blood sugar will be low because your
child is not able to eat or drink. But, illness is a stress that can increase the body’s need for energy.
During illness, stress hormones are produced in the body, which increase blood sugar. As a result,
the blood sugar level is usually higher when your child is ill, even if your child isn’t eating.
There may also be some times when the blood sugar may be low.

Symptoms of high blood sugar
Symptom Cause
Increase urination This is the body’s way of getting rid of excess
sugar.
Increased thirst This is because the body needs fluid
Fatigue The body is not getting enough insulin to
convert the sugar to energy.
Dehydration Excess fluid is lost in an effort to get rid of
sugar. This is increased if vomiting or diarrhea
is present.


If the blood sugars are not controlled during an illness and your child does not get enough insulin,
ketoacidosis can occur. Your child may have ketones in urine even if the blood sugar is normal.
You should be able to prevent ketoacidosis by following special guidelines when your child is sick
and not able to eat his normal meals.

When to Call Your Health Care Provider

When your child becomes ill, call your doctor right away at (608) 263-6420. Ask to speak to the
pediatric diabetes doctor on call. Give the operator your name and phone number with the area code.
The doctor will call you back. Or, go to your nearest emergency room.









When you call, have this information ready. A written record may help you recall it.

▪ How long your child has been sick.
▪ Recent blood sugar levels.
▪ Recent urine ketone levels.
▪ Number of times vomited in last few hours
▪ Amount of fluid or food intake with illness.
▪ Temperature (take your child’s temperature).
▪ Amount of insulin taken and usual insulin dose.


Guidelines for Sick Days

Checking

1. Check your child’s blood sugar every 2-4 hours.
2. Check your child’s urine for ketones every time he or she urinates, or at least every 4 hours even
if blood sugar is normal. It is best to keep a supply of ketostix at home in case you need to test
your child’s urine for ketones. If ketones are moderate to large, your child will need extra
insulin.

Insulin

1. Never omit your child’s insulin. Keep giving your child his or her normal Lantus or Levemir
insulin. (If your child uses NPH, insulin do not give it. The diabetes doctor on call will help
you to create a sliding scale (correction insulin) plan..

If your child has symptoms of ketoacidosis (see last page for details) and is ill, your doctor or nurse may
advise you to take your child to the nearest hospital emergency room to be checked over. Do not delay
treatment. Ketoacidosis needs treatment right away. This can be a life-threatening illness.


Nutrition Guidelines

1. To prevent dehydration, your child needs to keep drinking water and other liquids. If your child
also is throwing up and having diarrhea, the body is losing vital electrolytes such as potassium
and sodium. These losses must be replaced. Try having your child sip small amounts of fluids
every 10 – 15 minutes (8 ounces every hour). Bouillon, soups, juices, and sports drinks are good
sources of sodium and potassium.







2. If your child is not able to eat normal foods, you should try to replace the carbohydrates in the
normal meal plan with sugary foods or soft foods that your child can tolerate. These include:
regular (non-diet) soda, Jell-O®, pudding, juices, Popsicles®, sherbet, sports drinks, etc. Sodas
that are warm and flat are easier to drink than cold, carbonated sodas. You may want to stir the
soda to release the bubbles. These foods must have sugar/carbohydrates (regardless of the
blood sugar level) to prevent the breakdown of fat into ketones, which leads to ketoacidosis.
Your child should try to eat or drink these foods often.



Ketoacidosis

Ketoacidosis is a life-threatening illness that results from not having enough insulin in the
body. It can happen within a few hours with an illness. When there is not enough insulin in the
body, the body burns fat for energy. Ketones come from the breakdown of fat. Ketones are an
acid. If high levels of ketones build up in the blood, an illness known as ketoacidosis develops.
This can occur even if the blood sugar is normal or low.
Causes
▪ Missed or skipped insulin injections.
▪ Any illness, infection, or surgery.
▪ Physical or emotional stress.
▪ Some medicines may increase the blood sugar levels.

Symptoms
▪ Nausea or vomiting.
▪ Abdominal pain.
▪ Problems breathing – rapid, labored breathing.
▪ Fruity odor to the breath.
▪ Severe dehydration.
▪ Headache.
▪ Lethargy, very tired, difficult to arouse.

If not treated, your child could go into a coma.

Note: Symptoms of ketoacidosis may mimic the stomach "flu".