/clinical/,/clinical/pted/,/clinical/pted/hffy/,/clinical/pted/hffy/spanish/,

/clinical/pted/hffy/spanish/7342.hffy

201709264

page

100

UWHC,UWMF,

Clinical Hub,Patient Education,Health and Nutrition Facts For You,Spanish

Bronquiolitis (7342)

Bronquiolitis (7342) - Clinical Hub, Patient Education, Health and Nutrition Facts For You, Spanish

7342



Bronquiolitis

La bronquiolitis es una infección viral de las
vías respiratorias inferiores. Es una
enfermedad muy común en bebés y niños
pequeños menores de 2 años. La
bronquiolitis se produce principalmente
entre los meses de noviembre y abril.
Afecta a la totalidad de las vías respiratorias,
incluyendo los bronquiolos, que son las vías
aéreas más pequeñas en los pulmones. La
infección produce inflamación, la cual a su
vez produce la obstrucción parcial o
completa de las vías aéreas.

¿Qué produce bronquiolitis?
Algunos de los distintos virus que producen
catarros y enfermedades similares a la gripe
también pueden causar bronquiolitis. El
virus respiratorio sincitial (VRS o RSV
por sus siglas en inglés) es la causa más
frecuente de bronquiolitis. Los niños
pequeños contraen estos virus a través del
contacto directo con niños mayores,
familiares, u otras personas que estén
enfermas. El virus se propaga cuando una
persona enferma tose o estornuda cerca de la
cara de otra persona. El virus también se
puede propagar a través de las personas que
tocan objetos contaminados y que luego se
tocan los ojos o la nariz. La enfermedad
comienza aproximadamente 3-7 días
después.

¿Cómo sabrá si mi hijo tiene
bronquiolitis?
Con frecuencia, la bronquiolitis se
diagnostica basándose en la información
proporcionada por los padres y la
examinación del niño. Los síntomas son
clásicos en su presentación y progreso.
Pueden ordenarse radiografías y pruebas de
laboratorio, pero con frecuencia no son
necesarias.
¿Qué síntomas tendrá mi hijo si está
infectado con bronquiolitis?
Normalmente la bronquiolitis comienza
como un catarro. Con frecuencia, los
síntomas incluyen:
 Fiebre
 Moqueo o congestión nasal
 Tos leve
 Menos apetito
 Problemas leves para respirar
 A medida que el virus se propaga a
las vías aéreas pequeñas de los
pulmones (1-3 días después), es
posible que oiga un sonido de
silbido llamado sibilancia cuando el
niño exhale.

Los niños pueden tener
 Respiración rápida (60-80 veces por
minuto)
 Problemas respiratorios de leves a
severos
 Tos constante
 Problemas para comer
 Aquellos bebés que hayan nacido
antes de tiempo o los menores de 2
meses de edad pueden dejar de
respirar durante períodos breves de
tiempo al principio de la
enfermedad. A esto se le conoce
como apnea.
En los bebés y niños saludables la
bronquiolitis normalmente desaparece por sí
sola. En la mayoría de los casos, la
bronquiolitis es leve. Con frecuencia, el
niño mejora en 3-4 días. A veces, la
infección es más severa y el niño tiene que
ser hospitalizado.


¿Qué cuidados recibirá mi hijo en el
hospital?
Debido a que el virus que produce
bronquiolitis puede ser propagado a otras
personas, su hijo estará en un cuarto de
aislamiento. Se desplegará un letrero en la
puerta para recordar a todas las personas lo
que deben hacer para prevenir la
propagación de la infección.

Higiene de manos: Todas las personas que
entren y salgan del cuarto de su hijo deben
lavarse las manos. El personal debe lavarse
las manos antes y después de tocar a su hijo
o cualquier objeto que haya en el cuarto. El
lavarse las manos es la mejor forma de
prevenir la propagación de infecciones.

Bata de aislamiento, guantes, y máscara:
Se requiere que todas las personas que
entren en el cuarto de su hijo usen estos
artículos. Previenen el contacto con objetos
infectados y secreciones. Los artículos
deben permanecer en el cuarto cuando ya no
los necesiten.

En la mayoría de los casos, el tratamiento
conlleva el control de los síntomas
relacionados con la infección. También nos
aseguraremos que su hijo reciba suficiente
oxígeno y fluidos.

Alimentación: Su hijo recibirá bastante
fluido. La mayoría de los bebés reciben
fórmula o leche materna. Si su hijo está
teniendo dificultad para comer debido a los
problemas respiratorios, puede disminuir o
suspender las alimentaciones durante un
período breve de tiempo. Si se disminuyen
o suspenden brevemente las alimentaciones,
es posible que le administren fluidos a través
de una sonda en la nariz (sonda nasogástrica
o sonda NG) o una pequeña sonda en una
vena (línea intravenosa).

Succión de la nariz: Cuando los bebés
tienen bronquiolitis, la nariz se les tapa.
Esto puede dificultar la respiración cuando
comen. Es útil que le succione la nariz antes
de comer y administrarle los tratamientos
respiratorios y siempre que esté teniendo
más problemas para respirar. También le
beneficiará la succión antes de las siestas o a
la hora de ir a la cama.

Si la mucosidad es muy espesa, es útil que le
administre unas gotas de solución salina en
la nariz antes de succionarle. Mientras esté
en el hospital, será importante que aprenda a
usar la perilla de succión antes de irse a
casa.

Puede comprar gotas de solución salina en la
mayoría de las farmacias. Si lo decide,
puede preparar las gotas en casa mezclando
¼ cucharita (teaspoon) de sal con 8 onzas (1
taza) de agua tibia (no caliente). Remuévalo
para disolver la sal. Debe preparar gotas
frescas de solución salina diariamente.

Para usar la perilla de succión:
1. Coloque al bebé boca arriba.
2. Use un gotero limpio o una bolita
de algodón limpia para ponerle 2-4
gotas de solución salina en cada
orificio nasal.
3. Permita que las gotas permanezcan
en la nariz durante un minuto.
4. Apriete y sujete la perilla para
sacar el aire.
5. Introduzca cuidadosamente la
punta de la perilla en uno de los
orificios nasales.
6. Suelte la perilla. La succión
introducirá la mucosidad del
orificio nasal dentro de la perilla.
7. Extraiga la mucosidad usando un
pañuelo de papel.
8. Repita el proceso de succión varias
veces en cada orificio nasal hasta
sacar la mayor parte de la
mucosidad.
9. Lave el gotero y la perilla de
succión en agua tibia con jabón.
Enjuáguelos bien y estrújelos para
remover el agua.
10. Puede usar la perilla de succión 2-3
veces al día cuando sea necesario
para remover la mucosidad. Es
mejor que lo haga antes de las
comidas. El proceso de solución
salina y succión después de comer
puede producir vómito.


Oxígeno: El doctor, enfermera, y terapeuta
respiratorio de su hijo evaluarán cómo está
respirando su hijo. Esto ayudará a decidir si
su hijo necesita oxígeno, o si éste se puede
reducir o suspender. Su enfermera y
terapeuta respiratorio le enseñarán a
observar si hay señales de problemas
respiratorios.

Es posible que usen una máquina llamada
oxímetro de pulso para revisar la
respiración. Su hijo no necesita estar
conectado a esta máquina en todo momento.
Podemos comprobar con cuánta dificultad
está respirando su hijo simplemente
observándole.

Pruebas de laboratorio y de otro tipo: En
la mayoría de los casos la bronquiolitis no
requiere que se realicen pruebas. Puede
haber momentos en los que se ordenen
pruebas de sangre o radiografías del pecho.
Si es necesario realizar estas pruebas, le
explicarán el propósito.

Medicamentos: Con frecuencia la
bronquiolitis desaparece por sí sola. En la
mayoría de los casos no es beneficioso
administrar medicamentos. Si se
administran, pueden incluir:
 Albuterol – un medicamento que
ayuda a respirar con más facilidad si
pensamos que los músculos de las
vías respiratorias están sufriendo
espasmos.
 Antibiótico – utilizado si su hijo
tiene una infección tal como
infección de oído o neumonía.
 Tylenol o Ibuprofeno – utilizado si
su hijo está incómodo o tiene fiebre.

¿Cuándo pueden dar de alta a mi hijo?
La estancia normal en el hospital es de 3-5
días. Su hijo podrá irse a casa cuando:
 Esté mejorando.
 Esté respirando con más facilidad
que cuando fue ingresado.
 Las saturaciones de oxígeno sean
mayores o iguales al 94% en aire
ambiente y cuando esté despierto.
 Esté comiendo lo suficientemente
bien para evitar la deshidratación.
 Pueda recibir en casa los
medicamentos necesarios.
 Su proveedor piense que se
encuentra bien.
 Usted se sienta cómodo cuidándole.
Esto incluye el uso de la perrilla de
succión, cómo reconocer los
problemas respiratorios y cómo saber
si su hijo está recibiendo suficientes
líquidos.

¿Qué debo esperar después de la dada de
alta del hospital?
Es normal que su hijo tenga síntomas
durante un máximo de un mes. La sibilancia
debería mejorar en una semana
aproximadamente. La congestión nasal y la
tos pueden durar 1-2 semanas. Es posible
que no pueda volver a su rutina para dormir
y comer hasta dentro de una semana.

¿Cuándo debería llamar a mi doctor o
enfermera?
 Su hijo está muy adormecido, débil o
parece estar enfermo
 Su hijo tiene fiebre (temperatura
mayor de 100.4 θ F o 38 θC),
especialmente si su hijo es menor de
90 días
 Su hijo está teniendo problemas para
comer
 Su hijo moja menos pañales de lo
normal, tiene los labios y la boca
secos, no le salen lágrimas cuando
llora, parece tener los ojos hundidos
y oscuros, o la fontanela en la parte
superior de la cabeza está hundida
 Usted tiene preguntas o
preocupaciones

Busque atención médica inmediata si la
bronquiolitis empeora. Estos síntomas
incluyen:
 La respiración no mejora
 Tiene la piel pálida o con un tono
azulado (cianosis)
 Episodios severos de tos
 La piel se retrae severamente
alrededor de las costillas o la base de
la garganta (retracciones)
 Si su hijo deja de respirar


Los padres no deberían intentar llevar a su
hijo al hospital si está severamente agitado,
azulado, respira con dificultad, deja de
respirar, o está excesivamente adormecido
(letárgico). Debe llamar al Servicio Médico
de Emergencia al 911.

Recordatorios
 Asegúrese de que nadie fume en
casa. El fumar puede ser muy
dañino para los bebés, especialmente
si tienen bronquiolitis.
 Lávese las manos con frecuencia,
sobre todo antes y después de
ocuparse de su hijo.
 No le administre a su hijo gotas
nasales descongestionantes,
antihistamínicos, ni medicamentos
para el catarro a menos que su
doctor se lo indique.
 Nunca le dé aspirina a menos que su
doctor se lo indique.
 Evite el contacto con personas que
tengan una infección. Debe evitar
que su hijo se vuelva a infectar.
 Desafortunadamente, no existe una
vacuna para prevenir las causas más
comunes de la bronquiolitis. Se
recomienda que reciban la vacuna
contra la gripe todos los niños entre
los 6 meses y los 18 años de edad, y
las personas en el hogar que tengan
contacto con niños entre el
nacimiento y los 59 meses de edad.
 No lleve a su hijo a la escuela o la
guardería hasta que esté mejor.








Temas relacionados de los folletos Health Facts for You:
Isolation Precautions for Pediatric Patients (6415)
Precauciones de Aislamiento para Pacientes de Pediatría (7187)
Respiratory Syncytial Virus (4319)
Virus Respiratorio Sincitial
The Common Cold and your Child (5072)
El Catarro Común en Su Hijo (5868)









The English version of this Health Facts for You is #7301


Su equipo de cuidados médicos puede haberle dado esta información como parte de su atención médica. Si es así,
por favor úsela y llame si tiene alguna pregunta. Si usted no recibió esta información como parte de su atención
médica, por favor hable con su doctor. Esto no es un consejo médico. Esto no debe usarse para el diagnóstico o el
tratamiento de ninguna condición médica. Debido a que cada persona tiene necesidades médicas distintas, usted
debería hablar con su doctor u otros miembros de su equipo de cuidados médicos cuando use esta información. Si
tiene una emergencia, por favor llame al 911. Copyright © 8/2017. La Autoridad del Hospital y las Clínicas de la
Universidad de Wisconsin. Todos los derechos reservados. Producido por el Departamento de Enfermería.
Traducido del inglés por Beatriz Fernández-Jordá. HF#7342







Bronchiolitis

Bronchiolitis is a viral infection of the lower
breathing passages. It is a very common
illness in infants and young children less
than 2 years of age. Bronchiolitis occurs
most often between November and April. It
affects the entire breathing passageways,
including the bronchioles, which are the
smallest air passages in the lungs. Infection
causes inflammation, which leads to partial
or complete blockage of air passages.

What causes bronchiolitis?
Several different viruses that cause colds
and flu-like illness can cause bronchiolitis.
Respiratory Syncytial virus (RSV) is the
most frequent cause of bronchiolitis. Young
children catch these viruses from close
contact with older children, family
members, or others who are sick. The virus
is spread when a sick person coughs or
sneezes near another person’s face. The
virus can also be spread by hands that touch
contaminated objects and then touch the
eyes or nose. The illness begins about 3-7
days later.

How will you know if my child has
bronchiolitis?
Bronchiolitis is often diagnosed by
information from parents and examining the
child. Symptoms are classic in how they
start and progress. X-rays and labs may be
ordered, but often are not needed.

What symptoms will my child have if
infected with bronchiolitis?
Bronchiolitis usually begins as a cold.
Often, symptoms include
 Fever
 Runny nose or nasal stuffiness
 Mild cough
 Less appetite
 Mild problems breathing
 As the virus spreads to the small
airways of the lungs (1-3 days later),
a whistling sound called wheezing
may be heard when the child
breathes out.

Children may have
 Rapid breathing (60-80 times per
minutes)
 Mild to severe breathing problems
 Constant coughing
 Problems eating
 Babies who were born early or who
are less than 2 months old may stop
breathing for short periods of times
at the start of the illness. This is
known as apnea.

In healthy infants and children, bronchiolitis
will usually go away on its own.
Bronchiolitis is most often mild. The child
often gets better after 3-4 days. Sometimes,
the infection is more serious and the child
needs to be hospitalized.


How will my child be cared for in the
hospital?
Because the virus that causes bronchiolitis
can be spread to others, your child will be
put into an isolation room. A sign will be
posted on the door to remind everyone of
things to do to prevent the spread of
infection.

Hand washing: Everyone going into and
out of your child’s room must wash their
hands. Staff must wash their hands before
and after touching your child or any object
in the room. Hand washing is the best way
to prevent the spread of infection.

Gowns, gloves, and mask: These items are
required for all persons who go into your
child’s room. They prevent contact with
infected items and secretions. Items should
be left in the room when no longer needed.

Treatment in most cases involves treating
symptoms related to the infection. We also
make sure your child receives enough
oxygen and fluids.

Feeding: Your child will be provided with
plenty of fluids. Most babies are offered
formula or breast milk. If your child is
having trouble eating due to breathing
problems, feedings may be decreased or
stopped for a short time. If feedings are
decreased or stopped briefly, fluids may be
given thru a tube in the nose (nasogastric or
NG tube) or through a small tube that is put
into a vein (an IV).

Suctioning the nose: When babies have
bronchiolitis, their noses often get plugged.
This can make it hard to breathe while
eating. It helps to suction the nose before
feeding. It also helps to suction before
breathing treatments and any time the child
is having more trouble breathing. It also
helps to suction before naps or bedtime.

If the mucus is very thick, it helps to give a
few saline drops into the nose before
suctioning. While in the hospital, it will be
important to learn how to use a bulb syringe
to suction the nose before you go home.

You can buy saline nose drops in most drug
stores. If you choose, you can make the
drops at home by adding ¼ teaspoon salt to
8 ounces (1 cup) of warm (not hot) water.
Stir to dissolve the salt. Fresh saline drops
should be made daily.

To use a bulb syringe
1. Place the infant on his/her back.
2. Use a clean eye dropper or clean
cotton ball to place 2-4 drops of
saline solution in each nostril.
3. Let the drops stay in the nose for one
minute.
4. Squeeze and hold the bulb syringe to
remove the air.
5. Gently insert the tip of the bulb
syringe into one nostril.
6. Release the bulb. Suction will draw
mucus out of the nostril into the
bulb.
7. Squeeze the mucus out of the bulb
into a tissue.
8. Repeat the suction process several
times in each nostril until most of the
mucus is removed.
9. Wash the dropper and bulb syringe
in warm, soapy water. Rinse well
and squeeze to remove any water.
10. The bulb syringe can be used 2-3
times per day as needed to remove
mucus. This is best done before
feedings. The saline and suction
process can cause vomiting after
feedings.

Oxygen: Your child’s doctor, nurse, and
Respiratory Therapist (RT) will check to see
how your child is breathing. This will help
to decide if your child needs oxygen, or if
oxygen being used can be decreased or
stopped. Your nurse and RT will teach you
how to look for signs of breathing problems.

A machine called a pulse oximeter may be
used to help the breathing checks. Your
child does not need to be connected to this

machine all of the time. We can check how
hard your child is working to breath by
watching him or her.

Laboratory and other tests: Bronchiolitis
most often does not require tests. There
may be times when a blood test or chest x-
ray is ordered. If these tests are needed,
their purpose will be explained to you.

Medicines: Bronchiolitis often goes away
by itself. It is not always helpful to give
medicines in most cases. If medicines are
used, they may include:

 Albuterol to help make breathing
easier if we think the airway muscles
are having some spasm.
 An antibiotic is used if your child
has an infection such as an ear
infection or pneumonia.
 Tylenol or ibuprophen is used if
your child is uncomfortable or has a
fever.

When can my child be discharged from
the hospital?
The normal hospital stay is 3-5 days. Your
child may go home when
 Your child is improving.
 Your child is breathing more easily
than on admission.
 Oxygen saturations are greater than
or equal to 94% on room air while
awake.
 Your child is eating well enough to
avoid dehydration.
 Any needed medicines can be given
at home.
 When your provider is comfortable
that your child is doing well.
 When you are comfortable caring for
your child. This includes how to use
the bulb syringe, how to recognize
breathing problems and how to know
your child is getting enough fluids.

What should I expect after discharge
from the hospital?
It is normal for your child to have symptoms
for up to a month. Wheezing should get
better within a week or so. The stuffy nose
and cough may last for another 1-2 weeks.
Sleeping and eating routines may not return
for up to a week.

When should I call my doctor or nurse
after we are home?
 Your child is very sleepy, weak or
looks very ill
 Your child has a fever (temperature
greater than 100.4 θ F or 38 θC),
especially if your child is younger
than 90 days old
 Your child is having problems
feeding
 Your child is having fewer wet
diapers than usual, the lips and
mouth are dry, there are no tears with
crying, the eyes appear sunken and
dark, or the soft spot on top of your
infant’s head is sunken
 You have any questions or concerns


Seek medical help right away if your child
develops worsening bronchiolitis. These
symptoms include:
 Breathing that is not improving
 Pale or blue-tinged skin (cyanosis)
 Severe coughing episodes
 Severe sucking in of the skin around
the ribs or base of the throat
(retractions)
 If your child stops breathing

Parents should not try to drive their child to
the hospital if the child is severely agitated,
blue, struggling to breathe, stops breathing,
or is excessively drowsy (lethargic).
Emergency Medical Services should be
called by dialing 911.


Reminders
 Be sure no one smokes in the house.
Smoke can be very harmful for
babies, especially when they have
bronchiolitis.
 Wash your hands often, mainly
before and after handling your child.
 Do not give decongestant nose
drops, antihistamines, or cold
medicines to your child unless told
to do so by your doctor.
 Never give aspirin unless told to do
so by your doctor.
 Avoid contact with people who have
infection. You want to prevent re-
infecting your child.
 Unfortunately, there is no vaccine to
prevent against the most common
causes of bronchiolitis. The flu
vaccine is recommended for all
children ages 6 months through 18
years, and for household contacts of
children ages birth thru 59 months.
 Keep your child home from school
or daycare until he or she is better.

Related Health Facts for You topics:
Isolation Precautions for Pediatric Patients (6415)
Isolation Precautions for Pediatric Patients (Spanish version, 7187)
Respiratory Syncytial Virus (4319)
The Common Cold and your Child (5072)
The Common Cold and your Child (Spanish version, 5868)